Optimierungsgruppe

Los sonotrodos que funcionan correctamente son de vital importancia en todo el proceso de soldadura por ultrasonido. Los sonotrodos deben oscilar en la frecuencia correcta, la forma de la onda debe ser la adecuada así como la amplitud y la distribución de amplitud.

 

Además, su elaboración debe ser geométricamente precisa, el material que se usa debe ser el adecuado para su aplicación y la potencia en reposo debe ser tan baja como sea posible.

 

Solo si se cumplen todos estos requisitos, aparte de otros, se puede diseñar y construir correctamente un sonotrodo.

 

Este no es siempre el caso.

 

A menudo los sonotrodos se diseñan o construyen de manera incorrecta o se manipulan de forma inexperta. Como consecuencia, la calidad de la soldadura se reduce y todo el proceso se desmejora, lo que resulta en un esfuerzo considerable durante el análisis de fallos, en ese entonces necesario.

 

Es por ello que prestamos mucha atención a la optimización de los sonotrodos ya existentes.

 

Sobre la base de nuestro análisis extensivo y capacidad de cálculo, somos capaces de evaluar sonotrodos en cuanto a calidad de oscilación e implementar mejoras de forma rápida y económica.

 

El sonotrodo que se muestra en la imagen de abajo es un ejemplo típico de comportamiento oscilatorio inadecuado. A pesar de que sin duda trabajó en la frecuencia correcta, las “arrugas de tensión” en la parte superior llevaron a que se produjeran grietas demasiado rápido. Hubo un índice de fallos significante, a menudo las grietas aparecen después de algunas pocas soldaduras. Esto resultó en una fractura inmediata del sonotrodo, que se debió desechar y reemplazar.

 

Incluso cambios pequeños en la geometría resultan en una extensión importante de la vida útil y en una mejoría en los resultados de la soldadura.

 

Por cierto: Al construir sonotrodos llevamos a cabo un análisis FEM al principio.
 
  Solicitar presupuesto

Solicitar un presupuesto o información adicional